La Cara y la Mandíbula

Aunque los huesos y músculos faciales no juegan un papel directo en la fonación, forman un componente crucial del instrumento vocal.

La máscara

Debido a que los cantantes experimentan vibraciones en la región nasal, esta región de la cara es a menudo conocida como la «máscara», y se ha considerado uno de los resonadores vocales clave. Aunque los huesos nasales ni las cavidades nasales participan realmente en la resonancia de la voz, la práctica de «colocar» la voz en la máscara si afecta la fución de la laringe y produce más enfoque y tono en la voz.

Músculos de la Fosas Nasales

La acción de estos músculos está relacionada con el paladar blando y la apertura de la garganta al cantar. La dilatación de las fosas nasales, que se asocian con la inspiración y la burla, tienden a elevar el paladar y dilatar la faringe.

Posición de la Mandíbula en el Canto

El habla normal no requiere que la mandíbula se abra ampliamente, sin embargo, para cantar, la mandíbula debe abrirse más completamente para que el sonido no se bloquee y para crear una cavidad oral lo suficientemente grande para una resonancia eficiente. Aprender a relajar los músculos de la garganta es la verdadera clave para relajar los músculos de la mandíbula, esto debido a que ambos músculos se encuentran directamente relacionados.

Recomendaciones Generales

Tonificar los músculos faciales es un componente esencial para activar el instrumento vocal. Muchas veces colapsamos el mecanismo vocal al perder tonificación en la cara por la preocupación, la seriedad y el dormir con la boca abierta. Tonificar los ojos y los músculos de las mejillas ayuda a colocar la voz hacia delante, dandole un tono más brillante. Reducir la tensión muscular de la cara ayuda a abrir y tonificar los músculos del paladar y la garganta.

Sonreír mucho de manera genuina y tener una actitud mental positiva es el mejor método para mantener los músculos faciales tonificados.


Todas la información necesaria para escribir este artículo fue extraída del libro Anatomy of the Voice de Theodore Dimon ilustrado por G. David Brown.


Descubre más desde Hablemos de Voz

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario